La Escuela de Psicología presentó “Memorial del Bufón”, obra de Juan Radrigán que se presentó de manera gratuita para toda nuestra Universidad.

Ago
12
2015
Ácida, emociónate y reflexiva. Con una Sala de Artes Víctor Jara al límite de su capacidad, finalizó la presentación del montaje teatral “Memorial del Bufón”, montada por la Compañía Teatro Locos del Pueblo – Categoría Veteranos Emergentes –, escrita y dirigida por el destacado dramaturgo chileno Juan Radrigán, Premio Nacional de Artes de la Representación 2011.

La idea de traer la obra fue gestionada por la Escuela de Psicología de nuestra Universidad de Santiago, e incluyó la participación activa de toda su comunidad: desde los estudiantes de la carrera, quienes colaboraron con la difusión y el montaje de la obra; incluyendo a su Director, Dr. Mario Morales, quien junto al Subdirector de Vinculación con el Medio, Dr. Jorge Castillo Sepúlveda, hicieron entrega de una distinción a la valiosa trayectoria de Radrigán junto a la contribución de la compañía de teatro.

La idea de traer la obra fue gestionada por la Escuela de Psicología de nuestra Universidad de Santiago, e incluyó la participación activa de toda su comunidad: desde los estudiantes de la carrera, quienes colaboraron con la difusión y el montaje de la obra; incluyendo a su Director, Dr. Mario Morales, quien junto al Subdirector de Vinculación con el Medio, Dr. Jorge Castillo Sepúlveda, hicieron entrega de una distinción a la valiosa trayectoria de Radrigán junto a la contribución de la compañía de teatro.

“Para nosotros es un orgullo contar con la presencia de un maestro de las artes escénicas”, señaló Morales, quien además valoró la importancia de tener espacios de pensamiento crítico que se vinculen con otras disciplinas de las ciencias sociales.

También los estudiantes tuvieron palabras de agradecimiento para el trabajo de toda la compañía, destacando la puesta en valor de elementos propios en la dramaturgia de Radrigán, principalmente la degradación moral y afectiva que deteriora la vida de los personajes. En opinión de los propios alumnos, “imposible” no ser partícipe en el diálogo lúcido y directo que la obra instala en el público.

Esto se expresó particularmente en el espacio de conversación que abrieron actores y actrices de Teatro Locos del Pueblo, que, en conjunto al propio Juan Radrigán, se expresaron atentos a reflexionar y profundizar en las reacciones y diversos matices desplegados en el decurso de la obra. Expectadores, expectadoras, actores, actrices y autor se constituyeron todos(as) en un plano de conversaciones sobre la condición humana en un momento político de variadas desiluciones.

Porque es así como el mismo Juan Radrigán se ha encargado de definir la situación de sus personajes: están todos “pitiados”. “Cojos, mancos, sordos, chuecos; cuerpos fuera de la norma que acuden a presentar sus reclamos en una oficina donde no les solucionan nada. Una sátira que no crítica sólo a la burocracia, sino a una sociedad donde reina el absurdo y el caos”.

Como Escuela de Psicología agradecemos a quienes participaron en la experiencia de vivir la obra de Juan Radrigán: a los que difundieron, asistieron y ahora comentan esta nota en las redes sociales.