Investigación liderada por académica de la Escuela de Psicología es traducida a dos idiomas nativos del Perú.

Ene
14
2018
El proyecto titulado “Ética y Política ¿Dimensiones olvidadas en la psicología comunitaria hoy?”, coordinado entre otros investigadores por la Dra. María Inés Winkler, promueve la necesidad de fortalecer los aspectos políticos y éticos de las intervenciones comunitarias a partir del trabajo informado con las personas.

¿Cuánto participan efectivamente las comunidades en la generación, implementación y evaluación de los programas comunitarios?, ¿Cómo están incorporadas o excluidas las dimensiones éticas y políticas en la formación en psicología comunitaria?  Tratando de analizar estas interrogantes, los investigadores del proyecto “Ética y Política ¿Dimensiones olvidadas en la psicología comunitaria hoy?”, liderados por la Dra. María Inés Winkler, presentaron durante el año pasado los resultados de la respectiva investigación. En ese contexto, además de las publicaciones, la propuesta incluyó la elaboración de un folleto y un afiche con los derechos de las comunidades frente a intervenciones comunitarias.

Con la idea de replicar esa iniciativa, la Universidad Católica del Perú -que tiene un enfoque comunitario para todas las carreras que realizan actividades prácticas-,  decidió traducir el trabajo de los investigadores chilenos en el idioma propio de dos comunidades nativas de Perú (Quechua - Ashaninka), específicamente la folletería y el afiche.

“Así fue como ellos decidieron llevar estos derechos a dos lenguas indígenas, de manera que puedan ser difundido de una forma respetuosa, en las cuales los estudiantes eventualmente harán intervenciones”, destaca la Dra. Winkler. En tal sentido, la investigadora enfatiza que habitualmente los proyectos de investigación, en particular los que financia FONDECYT, se evalúan -en términos de su productividad- en cuanto a la cantidad de artículos de investigación que se publican. “El público que accede a esas revistas está compuesto de otros científicos. Y pocas veces esta información se traduce en algo que beneficie a las comunidades como un bien público, me refiero a personas comunes y corrientes, más allá de la academia”, destaca la especialista.

En Latinoamérica la psicología comunitaria nace con un fuerte componente político con énfasis en la re distribución del poder y la participación ciudadana, principalmente de los sectores más vulnerables de la sociedad.

En tal sentido, la Dra. Winkler enfatiza que “en Perú el tema del respeto por la investigación comunitaria adquiere una sensibilidad distinta, en cuanto hay una importante cifra de población indígena. Es un logro que se haya considerado nuestra investigación fuera de Chile. Estos trípticos y afiches serán socializados en las comunidades, en los centros comunitarios, en las plazas, a modo que las personas de aquellos sectores tengan claridad respecto a sus propios derechos”.

La psicología comunitaria como aporte a las políticas públicas.

A juicio de la Dra. Winkler, “suele pasar que las políticas públicas son elaboradas por especialistas que no consideran la participación de los eventuales beneficiarios”. Tratando de cambiar esa forma de elaborar las políticas sociales, la investigación buscó fomentar la participación comunitaria como línea central de la propuesta. En tal sentido, la académica de la Escuela de Psicología destaca que “lo importante es promover un diálogo participativo y respetuoso, valorando la diversidad cultural, que implique aceptación de las diferencias en términos explícitos”.

Además de la Dra. Winkler, el trabajo tuvo como co-investigadores a la Dra. María Isabel Reyes (PUCV), al Dr. Héctor Berroeta (UV) y a la Mg. Bárbara OIivares (UST), quienes fueron los encargados del proyecto Fondecyt “Ética y Política ¿Dimensiones olvidadas en la psicología comunitaria hoy?”, el que se llevó a cabo entre el 2013 y el 2016.

Desde ese momento, el diseño de estos afiches fue pensado como una manifestación por el respeto a las comunidades que los autores buscan promover. “En este caso no estamos intentando que las comunidades indígenas se adapten a una lengua extranjera, sino al revés. Nosotros queremos reconocer la diversidad y valorarla en tanto yo estoy aceptando su idioma, hablando en su lengua, entendiendo sus prácticas cotidianas”, destaca la investigadora.

Y en tal sentido la Dra. Winkler, enfatiza que “las intervenciones comunitarias son un acto político en que se explicita de manera clara y simple no sólo para las personas que van a realizar la investigación, sino también entre las personas que son sujetas de esos derechos. Es una declaración de principios para lo/las s investigadores y también para los/las  interventores”.

Puedes ver los poster en los siguientes enlaces: https://goo.gl/Em71J1https://goo.gl/t67Q5p