Doctorado en Psicología: discusión y generación de una comunidad científica dentro de nuestra Escuela

Jul
28
2016
“Uno de los desafíos es lograr que se consoliden las redes de colaboración para que nuestros doctorandos realicen pasantías con expertos internacionales”. Con ese objetivo, la Dra. Ana María Fernández –Licenciada en Psicología de la Universidad de Texas, Master en Experimental Psychology en la California State University y Doctora en Psicología de la Universidad de Chile – revisa en esta nota los alcances del Doctorado en Psicología a cargo de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago, el cual ella actualmente dirige.

A su juicio, “el programa, al igual que el resto de los programas de la Universidad, se encuentra en una etapa de maduración, donde los aprendizajes de más de cinco años de trayectoria se están consolidando. Esto es consistente con la realidad nacional –que pasó de tener dos programas de doctorado en psicología en 2010 a tener más de siete a la fecha– todos los cuales han tenido sus inicios virtuosos. Ahora viene el reto de re-acreditarse, que actualmente es nuestro desafío y que nos ha obligado a ser mucho más certeros y ágiles en la gestión. Sobre todo direccionada hacia la excelencia y la calidad de la formación científica de nuestro programa de Doctorado”.

En este contexto, señala la Dra. Fernández, “este año ya hemos realizado dos jornadas de presentación de avances de tesis de nuestros doctorandos y candidatos a doctores. Allí se presentaron los avances de las investigaciones en curso, constituyéndose en el ejercicio más importante de discusión y generación de una comunidad científica dentro de nuestra Escuela. Esto mismo se verá fortalecido con, al menos, tres exámenes de grado que se esperan para el segundo semestre de 2016”.

Por eso, destaca la académica y Directora del Doctorado, “uno de los elementos más destacables del programa, es que independientemente de la diversidad de intereses investigativos de los académicos y estudiantes del doctorado, la formación se basa en la incorporación del doctorando a líneas de investigación en curso, introduciéndose en las múltiples formas de generar conocimiento que caracterizan a nuestra Escuela de Psicología. Por ejemplo, en mi caso, actualmente guío algunas tesis que se desarrollan en proyectos vinculados al Laboratorio de Evolución y Relaciones Interpersonales, LERI. También existen tesistas que trabajan su investigación a partir de la línea que se desarrolla en el Anillo de Investigación y proyectos de investigación sobre ética de la Dra. Diana Pasmanik y Dra. María Inés Winkler. Existen otros tesistas asociados a proyectos acerca del éxito universitario, su identidad, que están enmarcados en proyectos de investigación sobre esos temas. Otros doctorandos se encuentran vinculados a la investigación realizada por CITIAPS y proyectos de investigación sobre bienestar, salud, subjetividad, etc. Asimismo, existen dos tesis muy avanzadas en la línea de investigación cinematográfica de la Dra. Irene Magaña”.

La opinión de los futuros Doctores en Psicología.

Como objetivo del programa, los egresados podrán participar en actividades académicas propias del quehacer de un Doctor(a) en psicología, como la elaboración de proyectos de investigación y de manuscritos de difusión científica, así como participar en congresos nacionales e internacionales.
Según Luciano Menéndez, uno de los candidatos a Doctor del actual programa, los contenidos adquieren valor por las diferentes líneas de investigación que allí se abordan. A su juicio, “dicha riqueza nos brindó la posibilidad de abrirnos a otras miradas dentro del saber Psicológico, hecho que se tradujo en investigaciones dialogantes y abiertas; e, incluso, facilitó la impresión de un cierto carácter interdisciplinar en alguna de ellas”.

Opinión similar es la de Paula Pavez, estudiante del Doctorado, quien lo considera “una instancia única y que debiesen tener aquellas escuelas de psicología de prestigio que dedican parte de sus funciones a la investigación y vinculación con el medio”. “Sin duda –comenta Paula- esto no sólo fortalece la disciplina desde lo académico, sino además desde lo multidisciplinar”.  
En ese sentido, Antonio Letelier, también parte del programa, considera que “el Doctorado en Psicología de la USACH, a pesar de ser un programa relativamente nuevo, se destaca fundamentalmente por su cuerpo docente, el cual otorga una sólida formación técnica y ética”.

¿Cuál es la proyección y los alcances que esperan con el Doctorado?

“La proyección a mediano plazo es poder consolidar nuestro programa de doctorado como el nivel de formación máximo en investigación y los aportes al conocimiento de la psicología que produce el colectivo académico de nuestra Escuela”, señala la Dra. Fernández, quien además es la Directora del Laboratorio de Evolución y Relaciones Interpersonales, LERI, de la Universidad de Santiago.

Enfatiza que la idea es “lograr que nuestros alumnos se nutran de las perspectivas teóricas y metodológicas de la disciplina en función de los conocimientos que tiene cada profesor del claustro académico”. Señala que la tendencia es que los participantes del doctorado “elijan el programa y avancen en la producción de conocimientos con las líneas de investigación que ya están en marcha, con el dominio metodológico, la aproximación teórica y la literatura que caracteriza a estas áreas de formación del Doctorado, articulándose con los debates y aportes disciplinares a nivel internacional”.