Alejandra Latorre, Psicóloga y Directora COSAM Escolar de Quilicura: "El desafío es comprender a los niños y jóvenes como sujetos de derecho".

Mar
31
2017
En abril del 2015 la comuna de Quilicura inauguró el primer COSAM Escolar del país, que se enmarca en la estrategia comunal de infancia y adolescencia. En esta nota conversamos con su Directora, quien además será una de las panelistas en el próximo conversatorio titulado “Hablemos de Depresión”, organizado por la Escuela de Psicología de la USACH.

“Trabajar desde el enfoque de derecho, como premisa básica en el área salud y educación. Comprender a los niños y jóvenes como sujetos de derecho”, enfatiza Alejandra Latorre, psicóloga clínica y Directora del COSAM Escolar de Quilicura, quien además será una de las panelistas en el próximo conversatorio titulado “Hablemos de Depresión”, organizado por la Escuela de Psicología y el Centro de Atención Psicológica de la Universidad de Santiago, en el marco del Día Mundial de la Salud (7 de abril a las 11:30 en el Salón de Honor, USACH).

Con ella abordamos los detalles de esta experiencia modelo en el país, que entre sus prestaciones incluye psicoterapia individual, grupal y familiar, evaluación y control psiquiátrico, acompañamiento socio-familiar y socio-ocupacionales.

¿Cómo nace la idea?

En abril del 2015 la comuna de Quilicura inauguró el primer COSAM Escolar del país. El Centro Comunitario de Salud Mental es el resultado del trabajo entre el Departamento de Educación y el Departamento de Salud de la Municipalidad y se enmarca en la estrategia comunal de infancia y adolescencia.

“El programa COSAM Escolar resulta una experiencia innovadora en Chile (…), en el confluyen varios paradigmas respecto de la infancia. Por ejemplo trabajar desde el enfoque de derecho como premisa básica en el área salud y educación. Comprender a los niños y jóvenes como sujetos de derecho, esa es la idea central”, señala Alejandra, quien además es exalumna de la Escuela de Psicología de la Universidad de Santiago.

Evaluación del actual panorama de la salud mental en las políticas educacionales del país.

“A partir del trabajo de dos años –desde la inauguración de COSAM Escolar–, se observa como nudo crítico el bajo impacto que tiene el trabajo promocional y preventivo, Desde el año 2016, con la instalación de los Equipos de Convivencia Escolar (encargado de convivencia, psicólogo, trabajador social y orientadores) en cada establecimiento educativo de la comuna se intenta abordar este eje. Sin embargo es un trabajo de mediano y largo plazo, que se debe implementar y que debe ser articulado con los programas de la RED comunal”, afirma la especialista.

Como dato, la población beneficiaria de este centro corresponde a estudiantes de escuelas y liceos municipales, los que en total suman 12 establecimientos. Su misión es contribuir positivamente en la vida de los niños, niñas y jóvenes en diferentes ámbitos, tales como el desarrollo emocional, cognitivo y de las relaciones interpersonales, aportando al bienestar integral de esta población.

Para Alejandra otro nudo crítico observable, a nivel educativo, es el “poco diálogo o coordinación entre modelos de exigencia de calidad, expectativa de resultado y otros tipo de resultado centrado en el área de convivencia escolar, cuyo objetivo es la permanencia del niño en su ambiente educativo, donde lo colaborativo y formativo adquiere mayor relevancia”. Aclara que “esta ambivalencia, finalmente debe ser observada a nivel de políticas públicas para generar un dialogo y acuerdos que beneficien a cada Escuela y sus estudiantes y familias”.

La presencia de la familia en los programas de salud mental.

Para la psicóloga y directora del COSAM Escolar de Quilicura, existe un notorio distanciamiento entre las Escuelas y los apoderados. A su juicio, esto se debe a múltiples razones, las que se deberían trabajar en pro de la inclusión de todo niño, niña o joven, pues "la Escuela tiene que representar uno de los factores protectores de los que dispone nuestra sociedad”.

El desafío entonces queda planteado y es más genérico. Por eso para la Alejandra Latorre este coloquio, organizado por la Escuela de Psicología, es un espacio necesario para promover la confluencia y debate de ideas entre por un lado el mundo académico, quienes diseñan las políticas públicas y por lado aquellos que estamos en el terreno a diario. Y deja la invitación abierta porque este coloquio es un buen espacio para ese "triálogo" de experiencias, que nos permitan avanzar en el reconocimiento nuevas implicancias de salud mental en el país.